domingo, 15 de mayo de 2011

CARTA ABIERTA A BARACK OBAMA

CARTA ABIERTA A OBAMA


Guatemala, 14 mayo del 2011



Señor
Barack Hussein Obama
Presidente de los Estados Unidos
Presente.-



Señor Obama:

Perdón por no comenzar con el consabido “Excelentísimo Señor Presidente”, pero no lo siento así y lo primero que se me ocurre es decir otras cosas diametralmente opuestas, por lo que no haré ni lo uno ni lo otro.

Creo que la gran mayoría nos engañamos al pensar que habría un cambio con su llegada a la presidencia de ese gran país, pero desde las primeras de cambio me sentí desengañado, es usted igual que sus antecesores, pertenece a la Logia Masónica, su familia proviene de lo más tenebroso de las agencias de seguridad del Estado, su abuelo y su padre fueron agentes de la CIA, eso explica porque tuvo que vivir con su abuela.

Ha seguido las políticas de su antecesor, sin sentir vergüenza alguna, ha mantenido en funcionamiento la prisión de Guantánamo, donde sin ambages se practica la tortura y la violación más elemental de los Derechos Humanos, no ha dejado que se investiguen “los vuelos de la muerte” practicados en Europa y las prisiones de tortura diseminadas en esos países. Ha violado los Derechos Humanos de sus conciudadanos al obligarlos a cargar con la deuda que correspondía pagar a los grandes bancos y aseguradoras, a las grandes corporaciones transnacionales que fueron las que se jugaron y perdieron multimillonarias fortunas, dejando a millones de ciudadanos sin vivienda y para ajuste sin trabajo, sumándolos al ejército de desocupados de esa Nación. En fin, en su afán de poder, se ha entregado a las grandes transnacionales y a la industria armamentista que fueron las que lo llevaron a la Presidencia de su país, sin pudor alguno.

Hasta no hace mucho, hacer la guerra era la salvación de la economía estadounidense, pero ahora, esa ya no es una verdad absoluta, pero ustedes los siguen llevando, como pueblo, a esa aventura irracional, lo incomprensible es que quien dirige esta maniobra detente el “Premio Nóbel de la Paz”

Le han impuesto a usted el mismo aparato de guerra de su antecesor, el mal recordado George Bush y son los Halcones Republicanos los que manejan su aparato opresivo internacional y Hillary Clinton se ha convertido en una marioneta, en manos de esos Halcones. Valientes Demócratas resultaron ser ustedes, ninguna diferencia con los Bush y Reagan.

Cuando más baja estaba su popularidad, de cara a las elecciones del próximo año, vuelve a hacer aparecer a Ossama Bin Laden, como por arte de magia y en un video nos pinta una operación que sin ningún maquillaje es el asesinato de alguien desarmado, por parte de un comando de gente preparada para eso, asesinar, ahora dirigidos por un Premio Nóbel.

Pero en esta historia hay cosas que lo hacen a uno dudar acerca de esa operación, ya que en el año 2001, Ossama Bin Laden estaba gravemente enfermo de los riñones y en el verano del 2001, fue internado en el Hospital Americano de Dubai, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, para recibir tratamiento de diálisis cada 2 días. En septiembre de 2001 fue trasladado al hospital militar de Rawalpindi, en Pakistán.

Unos días después de los atentados del 11 de septiembre concedió una entrevista a un periodista de Al-Jazzera. En diciembre del 2001, su familia anunció que había fallecido y asistieron a su funeral.

Entre el 2001 y el 2011, ningún testigo digno de crédito llegó a reunirse con Ossama Bin Laden. Los casetes de video y de audio atribuidos a él, fueron divulgados por el Departamento de Defensa estadounidense o por diferentes medios de prensa proclives a la CIA, Al-Jazeera o las empresas privadas que se dedican a la labor de inteligencia, como IntelCenter y SITE Intelligence Group, todas esas grabaciones autenticadas por la CIA (¿?).

La totalidad de esas grabaciones ha sido invalidada por la comunidad de expertos en inteligencia artificial, incluyendo el Dalle Molle Institute, que es la referencia mundial en materia de reconocimiento de voz con fines judiciales.
Se le escapó, contando con la corta memoria del pueblo, que Henry Kissinger, el Halcón mayor, confirmó que Ossama Bin Laden murió en diciembre del 2001.
La seudo operación tuvo lugar, violando la soberanía de Pakistán y el Senado de ese país, le ha recordado que quien creo a ese monstruo, Ossama Bin Laden fueron ustedes, que convirtieron a ese estudiante universitario en un terrorista, cuando durante el gobierno de Reagan lo contrató la CIA para formar a los “Luchadores por la Libertad” (esos Talibanes que ahora son perseguidos) y recibió todo el entrenamiento para ser un terrorista y luchar contra la Unión Soviética. En vista de su preparación también lo enrolaron en la operación en contra de Irán (que los había puesto en ridículo ante el Mundo) y Nicaragua, llamada IRÁN-CONTRAS, que para ayudar a financiarse introducía drogas al territorio estadounidense y la vendía a sus ciudadanos. Y así, aún se animan a señalar a otros países de narcotraficantes, ¡¡por favor!!
Se necesita ser muy ingenuo para tragarse que, respetando las tradiciones, tiraron el cadáver de Bin Laden al mar.
Esta cortina de humo le ha servido a usted para alcanzar nuevamente la popularidad perdida y ocultar la guerra que ha declarado en todos los frentes árabes, que casualmente albergan las grandes reservas de petróleo, puede pasarse por sus lugares más oscuros las resoluciones de las Naciones Unidas, que por ejemplo, resolvió crear una zona de exclusión aérea sobre Libia, pero en ninguna parte autorizó a ninguno de sus miembros a apropiarse de los fondos de ese país depositados en el extranjero ni mucho menos a armar a los insurgentes y mucho menos a masacrar a la población civil ni a tratar de asesinar a Gaddafi y así, a los líderes árabes que se le opongan.
Pero a usted, eso le viene del norte.
En resumen, es usted un fiasco, el más terrible engaño del siglo veintiuno, alguien que nos arrastra a la tragedia y a la más horrible de las pobrezas y la guerra, misma que puede hacer desaparecer a la especie humana.

Roberto Oliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada