domingo, 10 de julio de 2011

LOS ESCENARIOS PREFABRICADOS

No puedo entender como un Presidente de la República, Álvaro Colom, con la información que maneja y con lo que afecta al país y directamente a su gobierno, pueda seguir haciendo el juego a los poderes ocultos que actúan en Guatemala, no solo los internos sino los externos que actúan impune y descaradamente en nuestro país.
El asesinato de Facundo Cabral en Guatemala es algo plenamente planeado, son las fuerzas oscurantistas que siguen actuando impunemente en contra de nuestro país, para imponernos su “orden y designio divino”, es un acto ni más ni menos, para que lloremos pidiendo que vuelva el ejército al poder y como en el artículo anterior lo hice, afirmo que desde la conquista, léase bien, desde hace más de 500 años, el gobierno lo han ejercido los militares y podemos registrar dos momentos terribles, los primeros años de la conquista, en los cuales la crueldad y la estupidez humana de los españoles, les hacía jugar a poner en línea a una buena cantidad de indígenas y ver quién podía atravesar más cuerpos con su espada y el segundo momento, cuando la guerra interna, los gobiernos militares realizaron el peor genocidio de la era moderna en Latinoamérica y amplio la información para los que no saben ni siquiera donde viven, que son muy pocos los gobiernos civiles que han ejercido la Presidencia, revisen la historia y verán que eso es cierto y cuál es el resultado, la hecatombe, no hemos avanzado en quinientos años, los índices de desarrollo humano siguen siendo vergonzosos, la discriminación, la exclusión, el desprecio a la vida no existe, la educación sigue en pañales, porque no les interesa que la gente piense, la salud para el pueblo es de dar vergüenza, la oligarquía sigue sin querer pagar los impuestos que les corresponde, son ellos los que dictan cuanto es lo que están dispuestos a pagar como impuesto y hay de aquel gobierno que intente realizar algún pequeño remiendo en nuestro desgajado tejido social, porque entonces no le pagan ni siquiera los impuestos que hacen aceptar a los sucesivos gobiernos, para los que tampoco se dan cuenta como los manipulan, consulten los diarios y verán que durante las dictaduras militares nunca los medios de comunicación denunciaron la corrupción existente, pero desde que los gobiernos civiles comenzaron, según los medios de comunicación han sido los peores que han existido, cada uno de los gobiernos desde 1986 con Vinicio, han sido acusados con o sin razón de ser los peores de la historia, cada uno es peor que el anterior, hasta llegar al actual, en una clara maniobra para llevar al poder nuevamente a los militares.
No se necesita ser un experto en seguridad para ver que las ráfagas que fueron disparadas del lado del copiloto, fueron más precisas, no se disgregaron por todo el vidrio, como sucedió con el lado del piloto, en la que el agujero dejado por las balas es mucho más grande. Coincido con que fueron gente avezada en este tipo de maniobras, pero no le doy ese crédito al crimen organizado.
El empresario llegó a recoger a Facundo al hotel y lo hizo manejando su vehículo, ¿por qué iban a pensar que él era el que iba en asiento del copiloto? ¿Por qué no continuaron la persecución de la camionetilla, una Hyundai, Tucson, con un motor de 2,000 cc, que no son nada con los 5700 cc de la Suburban en que iban los guardaespaldas?
Si tenían datos acerca del nicaragüense, que lo hacen ser parte de los narcotraficantes y del crimen organizado, porque no lo habían capturado e investigado.
Echarle las culpas, veladamente, es solamente una cortina de humo, que permite ocultar a los verdaderos responsables, de los que muchos sospechamos.
El problema de los guatemaltecos, es que nos han hecho perder la memoria histórica y hemos adoptado la amnesia, cuando no, el Alzheimer, como una forma de defensa.
A pesar de que se ha recalcado que el país se encuentra de frente al abismo y que si no se trabaja tesoneramente para revertir el atraso en la educación, la salud, la alimentación y la seguridad, caeremos irremediablemente en el, seguimos intentando dar el paso al frente, combatir nuestros defectos estructurales con crímenes. Muchos de ustedes recibieron un correo donde se nos instaba a imitar lo sucedido en Sumatra, donde en unos pocos años, un Coronel que llego al poder, hizo que de más de 500,000 prisioneros que existían cuando tomo el poder, actualmente solo quedan alrededor de 500. O sea a iniciar una nueva vida, sobre el asesinato de cerca de 500,000 seres humanos o sea, construir un país sobre una pila de cadáveres, combatir el crimen con el asesinato, como si no nos bastaran los cerca de 250,000 asesinatos, parte del terrorismo institucional de los regímenes militares, durante la guerra interna. ¿Será esa la Guatemala que queremos dejar para nuestros hijos y nietos? Por lo visto nos han hecho perder la perspectiva y eso es peligroso.
En eso tenía razón Facundo, cuando afirmaba, que el problema con los pendejos. . . es que son muchos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada