lunes, 15 de febrero de 2010

LAS DÉCADAS PERDIDAS. . .

En los ochentas se habló que habíamos perdido una década, hablando acerca de economía, obviamente estaban hablando de otras economías, no de la nuestra, aunque nos trataban de incluir en la conversación, eramos una especie de "convidados de piedra", ya que nuestra economía es algo fosilizado, que no puede medirse por décadas, talvez pueda hacerse por centurias.
Tenemos una oligarquía radicaloide y atrasada, que quiere convercernos que el neoliberalismo no ha muerto, que si disminuyeramos los controles estatales viviríamos mejor y que ellos siempre están pensando en el pueblo, pero no confiesan que cuando las cosas se ponen dificiles para ellos, siempre acuden al gobierno de turno para que enderece sus entuertos, como pasó cuando los precios del café cayeron, hace algunos años, entonces fueron con el gobierno y le sacaron uno bonos de ayuda a los caficultores, de varios cientos de millones de quetzales o cuando se fueron a jugar alegremente los dineros de los depositantes, que fueron engañados con los depositos off shore, a los mercados inseguros internacionales, hicieron que fuera el gobierno quien respondiera por buena parte de los ahorros que los bancos habían captado, jugado y perdido.
Amparados en la ignorancia de nuestros conciudadanos, tratan de tapar el sol con un dedo y sostienen (el Musso Ayau) que la mejor solución es el neoliberalismo, cuando este murio cuando fabricó con sus sinverguenzadas, la crisis financiera mundial, que aún nos estremece después de más de dos años de su aparición.
No publican las noticias en que, confiados en su poderío, emiten moneda sin respaldo o sea ponen a funcionar la maquinita de fabricar dólares. . . pero los países pequeños no podemos hacerlo.
Decía que tenemos una oligarquía atrasada, que no quiere entender que nuestra economía es tan pequeña y nuestra industria tan mala, que lo verdaderamente viable es desarrollar nuestro mercado interno. ¿Eso que significa? Pues que hay que dotar de mejores ingresos a los trabajadores, para que consuman. Así de sencillo.
Acusan al gobierno de no reactivar la economía, pero acaso no es la oligarquía quien debiera hacerlo, si tuvieramos una oligarquía industrial que abriera nuevas fuentes de trabajo, pero nuestra industria no ha aguantado el empuje de la globalización, nunca pusieron atención a lo que se venía, predicaban la globalización, pero nunca pensaron que llegaría. . . no lo pensaron a pesar de que ha estado aquí desde hace bastantes años.
Claro que el gobierno debió saltar y canalizar recursos en obra pública, principalmente en el ramo de la construcción, que es la que más réditos rinde, ya que se activan los materiales de construcción, los artefactos que se utilizan en la misma, las herramientas, las puertas y las ventanas, los artefactos eléctricos, de baño, de cocina y principalmente absorve mucha mano de obra. Además si se canalizan bien los recursos, muchos podrían tener casa o apartamento propio o ampliar la vivienda que ya tiene. El problema es tener trabajo y la construcción lo provee en grandes cantidades. Lo unico que hay que cuidar es que los créditos no solo vayan a las grandes constructoras, sino que los beneficiarios con los prestamos, busquen a su ingeniero o arquitecto favoritos y así la riqueza tienda a distribuirse.
Somos el país de América Latina, que menos deuda acumula, por lo que debieramos aprovechar y pedir un crédito grande, que apoye abiertamente la construcción o remodelación o ampliación de vivienda.
Hay que llegar a un acuerdo fundamental, la máxima actividad que se puede desarrollar en Guatemala, es la industria turística, pero hecha seriamente, dotando de seguridad al país, desarrollando una campaña de concientización, acerca de lo importante que es esta actividad para el bienestar de los guatemaltecos, estableciendo precios controlados para evitar que los turistas sean atracados en los establecimientos.
Hay que hacer una labor profunda para preparar personal calificado en todas las ramas de la actividad turística, principalmente en el área de los meseros, que es la más deficitaria.
A inicios de los años 2000, Cuba tenía la misma cantidad de turistas que nosotros, pero ahora nos superan 2 a 1, nosotros apenas logramos llegar al millón y ellos han rebasado los dos millones.
Y eso que ellos sufren el salvaje bloqueo por parte de los Estados Unidos.
La oligarquía, que nos ha gobernado desde la época de la Colonia, ha llevado a los habitantes de nuestro paísc a lamuerte lenta, tenemos más de dos mil comunidades al borde de la hambruna, siempre han sido los oligarcas quienes han ejercido el poder, por medio de sus esbirros y prestanombres, a los que han llevado a puestos de gobierno, para que gobiernen a su favor y mantengan el "status quo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada