martes, 2 de febrero de 2010

LA HISTORIA NOS DA LA RAZÓN

El tiempo nos va dando la razón. El entramado de corrupción de nuestro país, es tremendo, generalizado, la mayoría anda siempre "transando" algo, que puede ser cualquier cosa, así como puede ser algo grande, depende donde esté parado uno o mejor dicho, sobre quien esté parado.
Creo que se ha liberalizado la corrupción, como un modo de defensa de parte del grupo dominante, que al igual que en las pandillas se obliga, como bautizo a quien desea ingresar, cometer un crimen, ya que eso iguala a todos, ya no eres alguien distinto, eres ya un criminal cuando pasaste ese bautizo, el grupo de poder corrompe todos los estamentos de la sociedad, porque eso iguala a todos.
Todos iguales.
Todos corruptos.
Los narcos y los corruptos mayores, compran una casa, un yate, una moto de lujo, esas grandes camionetas que usan y las pagan al contado.
Todos se ven obligados a recibir ese dinero, por algo somos una sociedad de consumo (para quienes tienen con que), pero en estos casos los bancos, financieras y demás, reciben el efectivo en dólares y les abren cuentas con mucha facilidad, sin fijarse en el monto que la Superintendencia de Bancos fija como tope, que son los depósitos mayores de US$ 10,000.00, y los fraccionan en varios depósitos o los depositan como si fueran cheques.
Pero intente usted, como ciudadano común y corriente, depositar una cantidad mayor o igual a esos US$ 10,000.00 y verá como al instante le caen encima como si fuera un criminal, para que explique ¿Cómo es que tienen en su poder esa cantidad de dólares?
Es cierto que existe corrupción en el Gobierno, tanto central como municipal, pero no existe corrupto sin corruptor (empleado (a) público por un lado y hombre o mujer de la iniciativa privada, por el otro) y ambos casos son delitos.
No siempre son los empleados públicos los que piden "mordida", muchas veces son los ofertantes para un trabajo, los que asedian a esos empleados para que les reciban dinero o prebendas, a cambio de datos o adjudicaciones.
Es sabido que existe infinidad de negocios que funcionan o parece que funcionan, sin que nadie vea clientes en ellos y uno no se explica como pueden funcionar sin vender nada, hay restaurantes que de pronto comienzan a abrir nuevas sucursales, a lo loco, sin que se vea que son negocios bollantes, edificios enteros, que tienen montadas oficinas a las que nadie concurre ni empleados ni clientes, ventas de vehículos que solo venden carros lujosos, que los bancos hacen aparecer comprados por cheques, precisamente de esos bancos, construcciones, como las que se hicieron a lo largo del año anterior, el de la gran crisis, cuando las inmobiliarias están sufriendo porque no se venden los apartamentos u oficinas, que son relativamente honestos, así es facil ver edificios que solamente han vendido un veinte o veinticinco por cientos y llevan dos o tres años terminados, no obstante se siguen construyendo nuevas torres, como si los clientes estuvieran esperando ansiosos más ofertas. ¿Por qué no vemos a la SAT investigar estos negocios? Esto seguro que es lavado de dinero.
Aló, CICIG.
En los pueblos del interior los corruptos, los narcotraficantes y los "nacotraficantes" hacen presencia construyendo casas ostentosas, carros exageradamente caros y comprados en flotillas, poseen helipuerto.
Y nadie dice nada, nadie los investiga, todos se callan.
Las autoridades se hacen de la vista gorda, es más, permiten que estos "señores" se vuelvan los dueños de los pueblos donde viven, que incluye vida y hacienda de quienes tienen la desgracia de ser parte de ese conglomerado.
Y como hemos visto hasta la saciedad, llegan a Alcaldes, diputados y ministros, sin que nadie vea nada malo en ello.
Aquí cumplen facilmente el sueño de ser los jefes del pueblo y todo el mundo lo sabe, pero como me dijo un alto funcionario público, hace algunos años, "mirá, nosotros solo vamos a estar en el puesto un máximo de cuatro años, ¿para que hacernos de enemigos?"
No obstante, los medios de comunicación, que pertenecen a la oligarquía, nos dicen que la corrupción se encuentra sólo en el gobierno. ¿Será eso cierto? o lo cierto, es que se democratizó la corrupción y ahora la mayoría es corrupta.
¿Qué piensa usted?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada