miércoles, 22 de diciembre de 2010

UNA DIPLOMACIA QUE HACE AGUAS

UNA DIPLOMACIA QUE HACE AGUAS

La diplomacia norteamericana hace aguas, su forma de ver el mundo no es coherente ni diplomático, eso lo sabemos, pero su respuesta ante las publicaciones de los más de 250,000 documentos dados a conocer por Wikileaks, los hizo ver ante el mundo en su real estado o sea, desconcertados, sorprendidos, con declaraciones contradictorias a lo que cualquier persona amante de la democracia esperaba.

Los defensores de la libertad de expresión del pensamiento, resulta que aplauden y lanzan loas a la libertad de expresión del pensamiento, cuando son otros los que sufren la denuncia y que según su apreciación, violan esta libertad, pero en cuanto con ellos los que son criticados y se evidencia su falta de ética y honradez en las relaciones internacionales, sobre todo con los gobiernos amigos, entonces la preocupación no es ¿como es que cometimos esta insensatez? sino quien fue el que las dio a conocer y hasta en esto dan a conocer otro rasgo que regularmente logran ocultar, como el soldado que dio a conocer los 250,000 documentos secretos (¿sabían ustedes que el nivel al que pertenece ese soldado, que tenía acceso a esos 250,000 documentos, es igual al de otros 3,000,000 de funcionarios norteamericanos?) Si en Guatemala no es posible guardar un secreto cuando lo saben dos personas, que pasaría si lo supieran 1,000,000 de personas ¿será eso un secreto? Pero aún así, las máximas autoridades de gobierno, quieren llevar a Julian Assange a Estados Unidos para juzgarlo por traidor¿? Y terrorista, hasta el mismo vicepresidente Biden, lo acusa de ¡terrorista!, no será que los acusadores son los terroristas, porque Assange lo único que hizo, y lo hizo muy bien, fue divulgarlos o sea el papel que juega un periodista honrado, cuya misión es divulgar la información que llega a sus manos, claro, después de comprobar su autenticidad y hasta ahora nadie ha desmentido la autenticidad de los mismos.

Y uno se pregunta, entonces, ¿Dónde está la libertad de expresión del pensamiento y la libertad de prensa? O volveremos a los viejos engaños como aquel que dice, no veáis lo que hago, sino seguid lo que digo, que para nada es democrático. O sea, el gobierno de los Estados Unidos, no actúa democráticamente. Solamente son palabras sin sustento las que expresan sus autoridades.

Hasta el momento no se ha tenido ningún papel que involucre persona alguna que pueda ser asesinada por estas informaciones que contienen los 250,000 documentos, a no ser por las amenazas que recibe Julian Assange de parte de miembros del ejército de los Estados Unidos.

Claro, él se ha ganado el odio de las autoridades norteamericanas, cuando publicó otros documentos acerca de los presos de Guantánamo y denunció los vuelos de la muerte que se daban en Europa, por personal de la Agencia Central de Inteligencia –CIA-, creando prisiones donde se torturaba a presos-desaparecidos y se movilizaban aviones para trasladarlos sin que nadie pudiese saber su destino, algunos fueron asesinados, otros siguen en el limbo. A quien le va a gustar que le muestren su igualdad con los ejércitos que ellos han criticado, por su irrespeto por los derechos humanos.

Una buena táctica, esa de gritar con toda la fuerza que los demás son unos miserables, para que nadie pueda atacarlo a uno, que tiene los mismos defectos.

¡También eso lo sabíamos!

Pero Julian Assange también publicó el video de un helicóptero militar, de los Estados Unidos, que a pesar de que se da cuenta que el grupo de iraquíes no está armado, pide permiso a su base para dispararles, permiso que les es concedido y asesinan a todo el grupo. No había posibilidad de equivocación, al igual que no la ha habido en los asesinatos perpetrados contra asistentes a bodas o los bombardeos a escuelas, donde han muerto niños, por parte de un ejército que se preció en la primera invasión a Irak, hace veinte años, de poder meter un proyectil a través de la ventana en un edificio. Pero resulta que ahora, después de veinte años, solo se cometen equivocaciones, en lugar de mejorar los equipos, ahora son incapaces de acertarle a los verdaderos enemigos y matan niños para amedrentar a un pueblo que se resiste ante sus invasores, como haríamos los guatemaltecos, si fuéramos invadidos por tropas extrajeras.

Por eso Julian Assange es perseguido, desesperadamente, en contra de todo lo que predican de la democracia.

Se monta un show y se le plantan dos mujeres, de profesión prostitutas, al servicio de la CIA, para tener un caso de violación en contra de Assange. Y uno se pregunta ¿será que en el país de la libertad sexual, es necesario realizar una violación? El problema es el entreguismo de los gobernantes de Suecia, que se prestan a este circo, al igual que la Primera Ministra de Australia, país donde nació Julian Assange, que planteó retirar el pasaporte y acusó de terrorista a Assange, pero donde los periodistas, dueños de los medios de comunicación, se opusieron tajantemente a que la Primera Ministra pudiera ejecutar estas propuestas, expresando que la riqueza de la acción de Assange era precisamente cimentada en lo que debe ser el periodismo de investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada