miércoles, 23 de marzo de 2011

Jaque a la casta política

Jaque a la casta política

De ponto, se quebró el esquema y la casta política y la oligarquía criolla, se quedaron en el aire, con todo flotando a su alrededor, con la gran inversión hecha en la preparación de una campaña de enfrentamiento contra Sandra Torres, teniendo como “leit motiv” que la Corte de Constitucionalidad iba a violar la Constitución de la República, para imponer su candidatura, ya que para eso habían sido electos. . . pero resulta que no fue así. . . había otra salida, una muy sencilla, divorciarse del Presidente de la República, cosa que la Constitución no contempla ni prohíbe, pero que autoriza a cualquier alto funcionario de gobierno, llámese Ministro, a renunciar seis meses antes de las elecciones si quiere optar a un cargo por elección popular.

En un pueblo que ha sido olvidadizo de su memoria histórica y con una oligarquía que financia y maneja a la casta política y en la que ambos se han pasado la Constitución por el trasero, cuantas veces han querido, se les ha ocurrido manifestar, en su desconcierto, que este divorcio es inmoral, cuando lo que quieren decir, es que es inconveniente para sus intenciones, porque si de defender la moral de los guatemaltecos se trata, hay que prohibir las candidaturas de los sátrapas y los asesinos, de los que dejan a su mujer como Pastora, atendiendo el negocio, para lanzarse a buscar una candidatura que tiene prohibida, por ser Pastor, pero esto no lo critican, los moralistas porque perderían votos, también están las mujeres, alguna busca la vicepresidencia, sabedora que ya olvidaron que se llevó todo el equipo que le habían dado en el gobierno y que su “novio” fue el encargado de investigar este robo, pero paro enredado en sus encantos o de esos que de pronto se les exalta el patriotismo y dejando su puesto en una de las cámaras más retrogradas, esa que alienta la represión a los campesinos y retiene para sus socios el 74% de la tierra de Guatemala, cuando ellos apenas representan el 1% de la población, pues él, se sacrifica ofreciéndose a ocupar el puesto de Presidente.

Eso si, todos los oligarcas y políticos hablan en nombre del pueblo de Guatemala, diciendo que este pueblo no está dispuesto a sufrir este abuso de poder, este atentado contra la moral. . . ¡por favor! habemos aún varios que no hemos perdido la memoria y tenemos vivido como llevaron al poder a gente como Lucas García, Ríos Montt, Serrano Elías, Portillo y todos su secuaces, sin recordarse de la moral y la religión.

Nunca han pensado en lo inmoral que resulta, que por tener toda la tierra en su poder y no hacerla producir para alimentar a los guatemaltecos, tengamos hambrunas y gente que se muere de hambre.

¿Acaso no es inmoral acumular tanta riqueza y no crear fuentes de trabajo, dejando que muchas de las chicas se prostituyan para llevar comida a su casa o que los jóvenes, al no tener oportunidad de trabajo se dediquen a la delincuencia? ¿Por qué nos extraña que esto suceda?

Confiesen que lo que les molesta, es que alguien, por fin, este distribuyendo migajas entre los más necesitados, les está dando unos centavos para que a cambio sus hijos tengan la obligación de asistir a la escuela y a la consulta médica. Esto es lo que les ofende ¿verdad? No les da vergüenza verse ante el espejo y ver lo farsantes que son, que pensaran sus hijos de ustedes, que después de oírles las monsergas al respecto de los pobres, se den cuenta que son babosadas del diente al labio y que solo predican, pero no se convierten

Y son ustedes, los que están en los cultos y las iglesias, semana a semana somatándose el pecho, dando su diezmo o limosna (para enriquecer aún más a los pastores y curas) y sintiéndose con ello satisfechos.

Son los mismos que hablan del bien al prójimo, pero mandan correos donde explican como un militar tomó el poder en un país y entonces había 50,000 presos, ahora solo hay 50, los demás están muertos y los vagos fueron expulsados del país y dicen que ojala nos tocara alguien así en nuestra Guatemala, para que nos limpie el país, pero a la vez, condenan a Gaddafi por asesino.

¿Quién los entiende?

Como ya se somataron el pecho y dieron su diezmo o limosna, se sienten santos y los demás pueden morirse de hambre porque son unos huevones y no agradecen los sacrificios que ustedes hacen y nuestro pueblo, como es inculto y necesitado, vota en esta farsa con la esperanza que después de la gorrita, la playera y alguna pelota, si gana el que los convenció con su cancioncita, reciban algo más. Cosa que nunca ha sucedido.

Y esta es una historia que lleva quinientos años de repetirse, sin que en esencia, nada cambie, lo único que varía es el nombre de los tontos útiles, los sicarios y los prestanombres.

Ahora, tienen un problema más, los pusieron en jaque, ¿podrán evitar que sea jaque mate?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada