miércoles, 21 de diciembre de 2011

ALGO PASA. . .

La promoción “violenta” que han hecho los países hegemónicos “líderes de la democracia” (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y España) de los movimientos sociales, en los países de medio oriente, ha tenido como resultado colateral, el surgimiento de los “indignados” y los “ocupas”, en sus propios países, cansados de que el “paraíso” no funcione, que la corrupción, los desmanes, robos, la especulación de los bancos y la increíble corrupción a nivel Estatal y Privado, deban ser pagados por el pueblo y ese es sin duda, el mayor acontecimiento de este 2011. Claro, se permite la actividad de los “indignados” y los “ocupas” porque al final, solo son protesta, no tienen un proyecto político de toma del poder, pero aun así, son salvajemente reprimidos. No es que se haya alcanzado un éxito tremendo, con estos movimientos en los países occidentales, pero es un aliciente al espíritu, que la gente se haya cansado de quienes son electos por mandato popular en estas “distorsionadas democracias” y utilicen este mandato para poner al servicio de los poderes económicos los mecanismos de Estado, utilizando los fondos públicos para cubrir el tremendo vacío que con “sus trucos” abrieron en el mundo financiero mundial, los banqueros, funcionarios-empresarios estatales, (venidos de las grandes Empresas) y la corrupción generalizada, sin que se les haya deducido responsabilidades, por esos miles de millones de dólares y euros que de pronto desaparecieron del ámbito global, provocando la perdida de casas, pequeños negocios, los pequeños bancos y, lo peor, provocando un desempleo extremo, a excepción de Islandia donde sus ciudadanos no permitieron a sus políticos tapar los malos manejos de sus banqueros y les dedujeron responsabilidades, por lo cual andan huyendo y escondidos. En el ámbito local, me alegra que nuevamente se perfile un personaje nacional, fuertemente, para ser postulado y alcanzar un nuevo Nobel de la Paz para Guatemala, que sería el premio por su incansable labor para encontrar la verdad histórica, me refiero a Freddy Peccerelli, al frente de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, FAFG. Además, resulta esperanzador, ver la labor de la Fiscal Claudia Paz y Paz, otra joven profesional que ha logrado en sus pocos meses al frente del Ministerio Público, comenzar a derrumbar los muros de impunidad que han protegido los entornos de los Presidentes, al capturar a miembros del clan de Gloria Torres, el que además se haya capturado a significados capos del narco tráfico, se haya decomisado una cantidad sin precedentes de droga, rompiendo la connivencia de las fuerzas de seguridad con la delincuencia y se hayan comenzado a presentar denuncias por los crímenes de guerra que se cometieron en nuestro país, durante la guerra interna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada