miércoles, 28 de julio de 2010

SE LES HA CAÍDO LA BARAJA

Existe un observatorio por parte de las Naciones Unidas acerca de las condiciones en que se vive en nuestro país, que año con año es publicado , dándonos los índices de desarrollo humano del año anterior y tal como nos dice el Dr. Edelberto Torres Rivas, quien ha trabajado denodadamente en esta publicación, en contra de lo que maneja la prensa y el público en general, los índices de seguridad, han mejorado en los dos últimos años y no se ha podido conseguir mejores resultados, debido a que las estructuras de poder en los organismos de seguridad están totalmente corrompidos, eso es lo que lo hace difícil de combatir.

Este fenómeno no es nuevo, se viene incubando desde hace muchos años y tiene su origen en la Colonia, pero toma otros matices muy especiales ya en la Presidencia de Alfonso Portillo, la intromisión dentro de los aparatos de la seguridad del Estado, de La Cofradía, desplazados en alguna medida durante la Presidencia de Álvaro Arzú, que al llegar Portillo, que funcionó como Asesor de ese grupo, volvieron a recobrar poder y controlar lugares clave para su accionar, ellos sitúan sus alfiles como asesores en la Policía Nacional Civil, militarizándola, dentro del ejército vuelven a tener libertad y otra vez forman alianzas con otros oficiales.

Seguidamente llega el gobierno de Oscar Berger (gobierno netamente Empresarial) y con él, otro tipo de manejo, complementario del que se observó durante el gobierno anterior, Vielman se hace cargo del Ministerio de Gobernación y Sperinssen como jefe de la Policía Nacional Civil, es un pésimo período para la seguridad ciudadana, donde como la guinda en un pastel son asesinados los narcodiputados salvadoreños y se monta un show que ninguno de los guatemaltecos se llegó a tragar, el culpable es Montaña 3, un campesino semianalfabeta. Es durante ese gobierno que “entran” a robar a las mismas instalaciones de la PNC en la zona 6 y se llevan toda la droga almacenada, según se comenta, en el robo estaban inmiscuidos altos jefes de la institución, en otro caso, nadie quiso investigar la entrada de los containers de contrabando a través de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente –SOSEP-, del que se responsabiliza al hijo del entonces Presidente, Oscar Berger y luego el tremendo negocio que hicieron con la construcción del aeropuerto, que dejó pignorado el presupuesto del siguiente gobierno y también abandonados los trabajos de remodelación, sin que hasta hoy se haya hecho público el resultado de las investigaciones sobre las anomalías cometidas por estas autoridades. Al final del período presidencial, hubo cambios en el Ministerio de gobernación, salió Carlos Vielman y Sperinssen (los dos señalados por sectores de la sociedad civil de haber corrompido, aún más, la Policía Nacional Civil) y entró Adela de Torrebiarte, que no logró trascender para la seguridad ciudadana. El gobierno de Oscar Berger tuvo el respaldo de la oligarquía y esta en la actualidad impide que los medios de comunicación, que les pertenecen, hablen algo al respecto.

Al final del gobierno de Berger, el designado por la oligarquía para ocupar la Presidencia era el General Otto Pérez Molina y acostumbrados a mandar y no ser desobedecidos, se han sentido humillados y ofendidos porque el grupo rival les ganó, cuando ellos tenían todo arreglado para “ganar” esas elecciones. Les fallaron totalmente las encuestas en los medios escritos de comunicación, que ustedes recuerdan, daban por cantado el triunfo del Partido Patriota, pero los habitantes del interior, los marginados, votaron por el contrario y ello explica la derrota del General Pérez Molina. Por eso es obvio que existe un entramado siniestro para intentar dar un Golpe de Estado al actual gobierno, está cantado desde el primer día del gobierno de Álvaro Colom y siguen apretando la marcha para evitar fracasar nuevamente, el clima de violencia que se vive en Guatemala es empujado con fines políticos, que creen que agudizándolo lograrán que la ciudadanía pida a gritos Mano Dura.

La última intentona fraguada, después de fracasar el pretexto de Rodrigo Rosenberg, fue tratar de utilizar el blog de Jorge Palmieri, divulgando una nota en que hacía serias acusaciones en contra de la pareja presidencial, acusándolos de haber mandado a asesinar al ex diputado Obdulio Solorzano, utilizando a uno de los elementos de seguridad del Presidente, daban hasta una foto robot del aparente asesino y fotos en los que se identificaba plenamente a este individuo, señalándolo como ex guerrillero, lo que evidencia una conjura de la ultraderecha criolla.
Parecía una buena jugada utilizar el nombre de Jorge Palmieri en un libelo, por el aparente alejamiento que ha mantenido Jorge con la pareja presidencial, desde unos meses después de tomar posesión Álvaro Colom, imitaron el estilo desenfadado de Palmieri, para presentar una diatriba inmunda, que da idea de la bajeza con que se ha manejado la oposición en contra de los Colom, tanto que el Secretario de Comunicación del Partido Patriota, Francisco Beltranena, apareció en las famosas grabaciones a los hermanos Valdez Paiz, armando el paquete para inculpar al gobierno de todos los problemas y armando el tinglado para colocar un Fiscal “amigable” para el fin que buscan, subvertir el orden Constitucional, una vez más, es decir, provocar un Golpe de Estado. No contaban con que Jorge Palmieri saldría a aclarar públicamente que ese libelo era apócrifo y que no era él, el autor de es libelo.

Se les cayó la baraja con que estaban jugando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada