sábado, 16 de octubre de 2010

EL DOCTOR MENGELE. . . EL HIJO DEL TIO SAM

EL DOCTOR MENGELE. . .
EL HIJO DEL TIO SAM


Durante años hemos estado recibiendo el influjo de la maldición de que hubiera existido el Nazi Dr. Mengele, pero de pronto y se abre una luz en el camino de la historia y resulta que quienes nos vendían esa imagen, también tenían al otro hermano del Dr. Mengele, que resulta ser hijo del Tío Sam y aunque no fuéramos sus enemigos, como si lo fueron los judíos de los nacionalsocialistas alemanes, vinieron a nuestro país, para utilizar a muchos de nuestros conciudadanos como si fueran miembros de campos de concentración, claro, contándonos que era para bien de la humanidad, para reforzar la libertad y la democracia.

¡Valientes amigos!

Esta noticia ha conmovido a todos, hasta aquellos que lucen sus camisetas con banderas norteamericanas, aunque sus rasgos los delaten como guatemaltecos, además de escandalizar a los habitantes de los países amigos, con justa razón, buscando en que forma los engañaron también a ellos y en que los utilizaron. Porque esto de la investigación científica irresponsable, ha estado entre nosotros latente, tanto que el Dr. Barnoya nos cuenta que los médicos que participan en estos programas de prueba de drogas, en la actualidad, para enfermedades en nuestro país, reciben US $ 100.00 POR PACIENTE RECLUTADO, para estos experimentos de las farmacéuticas.

¿Dónde extraviarían el Juramento Hipocrático, estos médicos?

Pero si esto sucede ahora, en el 2010, ¿cómo sería en la sociedad que se vivía en 1946-49, donde las personas se morían por una simple infección? Es descartable que existiera una política gubernamental que apoyara estas investigaciones en la población guatemalteca y la candidez que ha de haber existido en ese momento, en cuanto a las ayudas que se ofrecían en materia de salud, por la precursora de la Organización Panamericana de la Salud. Simplemente lo permitieron. Seguro que nunca se explicitaron los propósitos de la investigación que era probar la penicilina para curar la sífilis y otras enfermedades venéreas.

La acción es monstruosa, se vea por donde se vea, es equiparable a las investigaciones que hicieron los alemanes con una parte de los judíos detenidos en los campos de concentración, durante la segunda guerra mundial.

Los monstruos existen en todos lados y no son patrimonio de una raza.

“Es un delito de lesa humanidad lo ocurrido en esa época y el gobierno se reserva el derecho de una denuncia”, dijo Álvaro Colom, presidente de Guatemala, ante las revelaciones de más de 1500 personas infectadas intencionalmente por Estados Unidos con sífilis, chancros y gonorrea.

Los experimentos del Dr. John Cutler, en los finales de la década de los cuarenta del siglo pasado, debieran abrir una seria discusión acerca del papel de las universidades en nuestro país, lo hemos señalado y mucho, pero el desconocimiento del papel de la investigación en el proceso educativo, ha sido soslayado, la mayoría cree que con que se haga pseudo investigación social, en la mayoría de los casos, es suficiente y no es así, aunque tenemos la tercera Universidad que surgió en el continente americano, la tricentenaria Universidad de San Carlos, en el lejano 1675, como decía nuestro ex Rector Magnífico Dr. Carlos Martínez Durán, esa universidad, al igual que las demás, “sigue oliendo a Sacristía”.

Llegaremos a otros estadios de la educación cuando comencemos un proceso de abarcar en la educación, la investigación básica, la verdaderamente científica, la de las ciencias básicas, cuando le demos su verdadera importancia para el desarrollo del país a las ingenierías y dejemos de estudiar en las universidades para alcanzar un título, como si el mismo fuera nobiliario, no para satisfacer nuestro afán de realizarnos por medio de una carrera universitaria. La mayoría accede a la Universidad a las carreras como derecho, economía, humanidades por que piensan que están más a su alcance y no por que sea su verdadera vocación.

Al plantearse el Congreso de Reforma Universitaria, que se supone promoverán en la Universidad de San Carlos de Guatemala, debieran plantearse esta problemática, no tendremos una Universidad completa, hasta que no hagamos investigación científica.

Debe el gobierno de Colom, pedir una fuerte indemnización económica y dedicarla a crear las condiciones para mejorar la investigación en salud, muy necesaria en nuestro país y sembrar los gérmenes de la investigación en la Universidad Estatal, de momento la única, Universidad de San Carlos de Guatemala. Así puede iniciarse un proceso para sacarnos de subdesarrollo científico-tecnológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada