jueves, 13 de enero de 2011

EL DERRUMBE DE LOS MITOS

EL DERRUMBE DE LOS MITOS

Lo apasionante de la vida, está en los cambios que en ella se producen.

La construcción de imágenes y su vanagloria, duran lo que tarda la verdad en alcanzarlas.

Me llama la atención el manoseado término de la DEMOCRACIA, ya que en su nombre se cometen tantas atrocidades, se mata para podamos vivir en democracia ¿no les parece raro? Pero lo que me ha impulsado a hacer, es un recorrido por los crímenes que se comenten en nombre de la democracia.

¿Por qué y para qué creó los “vuelos de la muerte”, el gobierno de los Estados Unidos bajo la conducción del borracho George Bush?

¿A quienes trasladaron en esos vuelos y para qué?

¿Sobrevivió alguien a esos vuelos de la muerte?

¿Por qué los gobiernos europeos permitieron que sus territorios fueran utilizados como bases para esa monstruosidad, violatoria de los más elementales derechos humanos?

¿Cómo fue que lograron los norteamericanos utilizar a los gobiernos de los países ex socialistas, para que les dejaran usar las prisiones de esos países y convertirlas en sitios de tortura, para esos viajeros de los “vuelos de la muerte”?, esas instalaciones que ellos habían demonizado en el pasado y con las que los acusaban de haber llevado a cabo crímenes sin fin durante el período “comunista” y resulta que los norteamericanos las usaron en pleno siglo veintiuno, para torturar y matar personas. Yo me pregunto ¿Dónde está la diferencia con Stalin, al que siempre señalaron como el “factotum” del mal?

Por ejemplo, usando un sin igual descaro, convirtieron a Guantánamo (territorio que detentan en contra de la voluntad del pueblo y gobierno de Cuba, como un resabio de la política colonialista gringa) en una “prisión-limbo”, donde aún tienen “detenidos-desaparecidos” a muchos árabes, a los que acusan del atentado del 11 de septiembre del 2001, cuando se han presentado pruebas de que fueron las mismas autoridades norteamericanas quienes alentaron y ayudaron a cometer ese crimen atroz, mientras George Bush padre (ex Director de la CIA) y el padre de Ossama Bin Laden, discutían de sus negocios conjuntos, en ese mismo día, en los mismos Estados Unidos.

Si nos remontáramos a un pasado reciente, encontramos a un personaje siniestro, el terrorista cubano-norteamericano-venezolano, Posada Carriles, agente de la Agencia Central de Inteligencia –CIA- que cometió grandes atrocidades, talvez la peor, volar un avión en Venezuela con atletas cubanos, asesinándolos a todos; después estuvo en El Salvador asesorando a los escuadrones de la muerte, en Honduras apoyando a los Contras, participando en muchos de los intentos de asesinato en contra de Fidel Castro, razón por la que fue detenido en Panamá, cuando tenía planificado asesinar a Fidel, durante una de las Cumbres Iberoamericanas, no obstante la Presidente de Panamá, cedió a la presión norteamericana y subrepticiamente, lo dejo en libertad, sin explicación alguna, no tomando en cuenta la gravedad de su empeño, no obstante, en la actualidad este energúmeno está enjuiciado en Estados Unidos, por delitos menores.
¡Tremenda hipocresía la de los gobernantes gringos!

No obstante nos piden, exigen, que nosotros seamos transparentes, que nuestros gobiernos no oculten nada, que hasta el último de sus actos quede a la luz pública, pero. . . y ¿ellos? ¿Por qué ellos no tienen que cumplir con estas normas de la transparencia? ¿Por qué ellos si tienen la mascara de la Seguridad Nacional, para esconder su accionar delincuencial? Todos los crímenes se amparan en la doctrina de Seguridad Nacional.

Ahora aparece Wikileaks y da a conocer el comportamiento del cuerpo diplomático de los Estados Unidos, como se dedican al espionaje de los personajes importantes de cada país y resulta que montan una cacería en contra de Julian Assange, el fundador y director de Wikileaks, por dar a conocer esos cable que los señalan como espías y nadie del gobierno niega que esos cables filtrados, sean los originales y resulta que a Wikileaks le fueron entregados por interpósita mano y en un ejercicio de periodismo investigativo los dieron a conocer. Igual que antes habían dado a conocer los crímenes cometidos en Irak por las fuerzas del ejército de ocupación norteamericano, por ejemplo, colgando un video en que los ocupantes de un helicóptero del ejército de EEUU ametrallan a un grupo de iraquíes desarmados, con sonidos de la masacre y así, muchos más videos.

Pero decir la verdad no es democrático, no señor, a menos que sea la verdad de otro, no la nuestra. Los demás tienen la obligación de enseñar sus miserias, pero los primos del Norte, no, mil veces no.

Assange se salvó, si lo hubieran podido encontrar solo, seguramente habría tenido algún “accidente”, pero no podía escapar totalmente ileso, le tendieron una trampa, en Suecia, el país del “amor libre”, resulta que dos mujeres lo acusan de haberlas violado, una de ellas es cubano-americana, que casualidad, seguramente agente o contratada por la CIA y por ello lo quieren extraditar de Inglaterra a Suecia, para seguramente ser entregado a los gringos para que lo juzguen por terrorista y por espiar y poner en peligro a los que aparecían en los famosos documentos publicados (pero si no había nada importante ni valioso que pusiera en peligro la vida de nadie), si solamente quedaron en ridículo sus embajadores y se ganaron la desconfianza de los funcionarios que fueron expuestos en dichos cables, pero hasta allí. Si ustedes los revisan encontrarán que no hay “mucha carne” en dichos cables, no como para hablar de traición o de espionaje, menos de terrorismo, lo que pasa es que el gobierno de Estados Unidos, quedó en total ridículo. Contrataron a cientos de hackers y no pudieron con la habilidad de los hackers de Wikileaks, y eso también los enoja.

A todo esto ha contribuido la prensa, que es lacaya del gobierno de los Estados Unidos, refundiendo en sus interiores las noticias acerca de los cables expuestos por Wikileaks, publicando lo que beneficia a la oposición. Pero hasta allí.

Aparte del ridículo, tendrán, a la larga, que volverse transparentes o por lo menos parecerlo.

Espero morir con esta capacidad de asombro, fruto posiblemente por mi formación teatral, la cual me ha permitido encontrar en las cosas de mi entorno, respuestas concatenadas con una realidad, en cierta manera surrealista, que puede confundir a la mayoría, pero que a mi me apasiona quitarle los velos, para descubrir su esencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada