lunes, 11 de abril de 2011

La niebla en el espejo

La niebla en el espejo

La búsqueda de soluciones integrales en nuestro país, de la que me confieso escéptico, me lleva a hacerme muchas preguntas, no solo acerca de quienes buscan ocupar la Presidencia de nuestro país sino, en si, del pueblo de Guatemala.

¿Bajo que condiciones participa el pueblo de Guatemala en la elección de las autoridades o si debemos considerar, que como pueblo no elegimos nuestras autoridades sino que simplemente votamos por ellos.

Desde hace ya algún tiempo el Embajador de los Estados Unidos, se frecuenta con los candidatos y estos le exponen sus “planes de gobierno”. Con la aquiescencia del “Señor Embajador” estos planes son expuestos al CACIF y estos deciden quienes son los autorizados, para proponérselos a las FAMILIAS, que son el poder real.
Una vez lograda la bendición de estas familias, los candidatos van a los Estados Unidos a pedir el aval del gobierno norteamericano y ellos, los funcionarios gringos, deciden a quien le corresponde ser el ungido con la Presidencia de la República. . . de Guatemala.

Las cancioncitas, las playeras, las gorras, las pelotas y los demás seudo regalos, solo son folklore, están hechos para hacerle creer a los ciudadanos, que ellos son los que deciden la vida nacional.

Es más, hasta los pequeños líos internos son resaltados para hacer ver que existen diferencias irreconciliables entre todos los bandos, pero ustedes no oirán hablar nada al respecto de los candidatos de la izquierda, que no es que no quieran dar declaraciones, el problema es que existe un acuerdo de los dueños de los medios de comunicación para mantenerles cerrados los espacios y que no puedan expresarse.
¿Ustedes piensan que esto es democrático”
Naturalmente que no lo es, pero que importa, al final de cuentas que ellos son los canales de difusión de las noticias y en tanto no existan políticos que sean honrados y no vivan de lo que les dan por aprobar leyes o no hacerlo, nunca tendremos una verdadera democracia, ¿por qué no se aprueba una Ley que deje sin efecto el que los partidos políticos deban financiarse para llevar a cabo una campaña de comunicación y publicidad, en la que el Gobierno de la República de Guatemala, patrocine los tiempos y los espacios de publicidad, iguales para cada uno de los partidos políticos participantes, durante el tiempo que se fije de campaña, en todos los medios, escritos, hablados y televisados? Eso permitiría que tengamos mejor información al respecto de lo que propone cada uno de los candidatos, para poder decidir.
Eso si sería democrático.

Las canciones solamente esconden lo que existe detrás de las personas propuestas y no nos dejan tener la imagen verdadera de los candidatos, poder preguntarle a quienes son propuestos, ¿cuales son sus planes de gobierno y de cual imagen moral es de la que tanto hablan?, me imagino preguntándole, por ejemplo a Otto Pérez Molina, ¿por qué nunca ejecutó la orden que le dieron de investigar y capturar a Roxana Baldetti, por los objetos que ella desapareció? y a ambos, ¿si es cierto lo que corre como vox populi, que conviven como amantes? (Será que esta sociedad condenaría a ambos, que quieren ser Presidente y Vicepresidente) Y también preguntaría al general, ¿como considera su trayectoria militar, tachada por los sectores de derechos humanos, como de un militar que asesinó a muchos guatemaltecos, no precisamente alzados en armas, sino por ser intelectuales o bien vecinos de las tierras arrasadas, durante la guerra interna? Y la última pregunta que le haría, sería ¿De donde, un militar honrado, puede tener tanto dinero para hacer tres campañas seguidas, como presidenciable?

Tengo a una dama, para que vean que no discrimino por sexo, en este caso a Zury Ríos, a quien preguntaría ¿Cómo logró que nunca investigaran la forma en que construyó su casa con materiales de construcción que le mandaba el entonces Ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, Luís Rabbé. No es posible olvidar la portada de El Periódico, donde estaban los camiones de Caminos, surtiendo de materiales la construcción y al frente los sacos de cemento para uso oficial del gobierno de Guatemala? ¿O sería moral, hacer de gentuza e ir a tirarle chile a los ojos, junto a su madre, a los Diputados que consideraban “depurables”?
¿Es esa la solidez moral de nuestra candidata?
Recuerdo que el General Efraín Ríos Montt, cuando fue preguntado al respecto de este escándalo de los materiales de construcción para la casa de su hija, solamente dijo “yo le dije a la Tere, allí está el terreno, ustedes vean que hacen”
Otro que habla de moral, pero no se convierte.

Tampoco discrimino por religión, tal como lo pide nuestra Constitución, así que si tuviera la oportunidad, le preguntaría a Harold Caballeros, ¿No cree señor Pastor, que existe una total coincidencia con Sandra Torres, a la cual critica, cuando para burlar la Ley que norma que ningún Pastor o Cura pueden ser candidatos a la Presidencia, usted decide hacer Pastora a su esposa, pero dejando todos los bienes de la iglesia a su nombre, para optar a ese puesto?
¿Es esa la moral de un Pastor, que quiere ser Presidente?

También recuerdo que Harold Caballeros fue uno de los “ad lateres” del gobierno de Jorge Serrano Elías, conocido por el autogolpe de Estado, que llevó a cabo para deshacerse de un congreso que no le era amigable.
Además, de sindicársele por llegar totalmente quebrado económicamente a la Presidencia y después pasar su destierro como Maharajá en Panamá, rodeado de caballos pura sangre.

Esas son las credenciales de Harold Caballeros.

He hablado de tres y no se ve que las cosas con ellos puedan solucionarse, son tres joyas, de aquellas que siempre están hablando de moral, que como decía mi madre, “de lo que más hablan es lo que más carecen.”

En la próxima semana hablaremos de otras joyas, que engalanan la lista de presidenciables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada