domingo, 14 de agosto de 2011

VUELTA A LA PÁGINA. 2



VUELTA A LA PÁGINA. 2
Las cosas deben tener lógica, por ello es necesario plantear que si queremos obtener algún resultado, en el estado de calamidad y corrupción en que vivimos, se hace necesario comenzar por el principio, LO PRIMERO QUE DEBE HACERSE A NIVEL ESTATAL, es Reformar la Ley del Organismo Ejecutivo, para que se pueda modernizar, transparentar, hacer eficiente, eficaz y ágil su sistema administrativo, transformando los Ministerios de Estado en órganos con más funciones, mejor administración, eficiencia, eficacia, autonomía y dotados de formas más flexibles para su funcionamiento, que permita desmontar esos engendros llamados Fondos Sociales (que hacen todo aquello que consideran no puede hacer un Ministerio, por su conformación y limitaciones), ya que desde su origen fueron convertidos en focos de corrupción y malos manejos.

Pero para sembrar definitivamente un Estado con una drástica disminución de la corrupción, es necesario terminar con el Presidencialismo, foco de toda la corrupción que existe en el país y pasar a un sistema Parlamentario.

Debido al Presidencialismo, son estas campañas costosas e inútiles, increíbles en un país tan pobre, ya que quien gana se lleva el premio mayor, la PRESIDENCIA, allí se reciben cheques de Taiwán, dineros sucios del narcotráfico, el crimen organizado y el tráfico de influencias, a cambio de permitir el uso del país para otros fines, a espaldas del pueblo.

Por ello debe crearse un CUARTO PODER, el de CONTROL DEL GASTO PÚBLICO, que debe ejercer el control sobre LA EJECUCIÓN Y LA FISCALIZACIÓN DE LOS FONDOS ESTATALES. (Esto merece un estudio profundo para poder implementarse, que buscaré la forma de conseguir los expertos en la materia para plantearlo correctamente y comunicárselos posteriormente)

La reforma debe alcanzar al Organismo legislativo y que los Diputados sean electos únicamente como representantes de las comunidades a las que pertenecen y desaparezcan de una vez por todas los listados nacionales y otras granjerías.
Para que se pueda hacer justicia deben desaparecer los antejuicios para los funcionarios, eso sí, quien plantee un juicio a un funcionario y se pruebe que es malicioso y solamente para retrasar el accionar administrativo, debe ser multado fuertemente.

Tampoco debe permitirse que el tiempo para interpelaciones exceda los tres días.

Debe cambiar, radicalmente, la forma de nombrar a los miembros del Organismo Judicial, ya que estos no pueden ser electos por un organismo que a su vez es su par, ya que esto crea dependencia y “deudas” políticas con los electores.

Debe existir una REAL independencia de poderes y la constitución dice que los poderes del Estado son independientes y no puede ni debe uno de estos poderes elegir a otro poder.

El Ministerio Público debe tener total independencia y mano libre, a todo nivel, para perseguir a los corruptos y a los que los provocan (no hay corrupto sin corruptor) y aprobarse, de emergencia, una Ley Contra el Enriquecimiento Ilícito y el Trafico de Influencias, para que este combate tenga visos de poder cumplirse.

Es increíble que no se entienda, pero sin la acción de un ente facilitador del crecimiento de las expresiones artísticas y culturales, nunca podrá tenerse un verdadero desarrollo de nuestra nacionalidad, hablamos de multiculturalidad, pero poco hacemos para que la misma sea efectiva, el Ministerio de Cultura no ha cumplido con su obligación y sus funciones, habiendo caído, cada vez más, en el descuido del cuidado que se debe observar hacia los conjuntos nacionales, rasgo que no cambiará, ya que las ofertas de los candidatos a la Presidencia ni siquiera mencionan tal actividad.

Cierto es que desde su fundación, no se ha comprendido su alcance y no solo no obtiene el apoyo político de parte del gobierno central para desarrollar su labor sino que desde la iniciativa privada, se le niega cualquier apoyo. Con los últimos Ministros el hundimiento ha sido manifiestamente catastrófico, en la época de Berger, únicamente se promocionaban conciertos de marimba, mientras las demás expresiones, como el Ballet Guatemala, la Orquesta Sinfónica Nacional, El Ballet Moderno y Folklórico, El Coro Guatemala, la Marimba de Conciertos de Bellas Artes, la Escuela de Danza, el Conservatorio Nacional de Música, la Escuela de Artes Plásticas y la Escuela Nacional de Arte Dramático, pasaron a lugares secundarios, tanto así que no les pagan a tiempo y amenazan con cerrar este patrimonio cultural de Guatemala, debido a la ignorancia que desde hace varios años campea en la dirección del Ministerio de Cultura y “Deportes”.

Recuerdo cuando estuve de Director de Formación, Promoción, Extensión y Difusión Cultural (lo que antes se llamó DIRECCIÓN DE CULTURA Y BELLAS ARTES, que hizo mucho más trabajo como simple Dirección, que este famoso Ministerio de Cultura y “Deportes” (otra tontería, ya que el Ministerio no tiene encomendada la función deportiva sino la de “Recreación”), pues les cuento que invité a almorzar a los Directores de los Medios de Comunicación, para pedirles apoyo, para la realización del Festival de Cultura de Antigua Guatemala en 1987 y después de mucho negociar aceptaron dar apoyo, siempre y cuando, no tuvieran que mencionar que era un Festival patrocinado por el Gobierno.

Y eso, que habíamos pasado a una época de construcción de la democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada