jueves, 29 de septiembre de 2011

La débil condición humana


La Asamblea General de las Naciones Unidas evidenció, una vez más, la debilidad humana de los dirigentes mundiales, sus contradicciones, sus alianzas, lo sospechoso de sus acciones, además de evidenciar el juego de las máscaras del que hacen gala, hablando de democracia y libertad de emisión del pensamiento. . . pero solo hasta allí, la democracia y la libertad de emisión del pensamiento, existe solo para ellos, los poderosos.

Existe una serie de libros y artículos sobre los hechos del 11-S, que muestran los hilos de la conspiración, que llevó a la ocurrencia de esta experiencia. ¿Cómo es posible que haya transcurrido tanto tiempo entre el choque del primer avión y el del segundo? Cuando es bien sabido que no se permite sobrevolar a avión alguno sobre la isla de Manhattan, el que lo hace se arriesga a que el avión que se levanta inmediatamente al sentir que alguien entró en la zona de exclusión, dispare para bajarlo, existen varios libros con estudios fotográficos que demuestran que no existió avión alguno que chocara en contra del Pentágono y no queda duda que los muros cayeron hacia afuera del edificio, cosa imposible cuando es algo lo que los golpea de afuera hacia adentro.

Con ingenieros estructurales, de todo el mundo, se ha discutido la implosión que derribó las dos torres y no existe precedente alguno de que el calor generado por la gasolina que se quemaba, pudiera ser capaz de hacer fallar la estructura de forma fulminante, lo único que lo pudo provocar es la explosión controlada desde los cimientos de los dos edificios (cosa que la mayoría de ustedes habrá visto en los programas de televisión, sobre la forma en que derriban los edificios) con cargas explosivas colocadas por expertos.

Si fuera por la gasolina de los aviones, podrían pretextar que se hundió un edificio, pero la diferencia de horas entre los dos aviones estrellados, no alcanzaría para que la otra torre fallara.

Entonces, no me explico por qué se levantaron los representantes de Estados Unidos y de los países europeos airados se retiraron del salón donde el Presidente Mahmud Ahmadinejad les recordaba este hecho, bueno, no solo estos hechos, sino también le recordó a Estados Unidos el negro período de la esclavitud, el uso de las bombas atómicas contra Hiroshima y Nagasaki, la Guerra de Viet Nam y su responsabilidad de la grave crisis económica en que sumieron a las economías de todo el mundo, por la irresponsabilidad, la falta de honradez y lo sinvergüenzas que son sus banqueros y aseguradores, que armaron la burbuja que les explotó en sus narices y los gobiernos de los mayores países del mundo tuvieron que salir a remendar el agujero que abrieron en la economía mundial, con los dineros del pueblo, a ellos los que abogan por un mundo sin Estados, donde manden los empresarios, esos mismos que nos llevaron a la bancarrota y que ahora que la “regaron”, si extendieron la mano para recibir la ayuda de los gobiernos.

Por lo demás, lo que dijo Ahmadinejad, refiriéndose a la magnificación del holocausto, evidencia no la influencia sino la autoridad que tiene el Lobby Judío sobre la política de los Estados Unidos, en general sobre la vida en ese país, que hace accionar a sus autoridades subyugando a los demás países, principalmente a los más pobres y a sus odiados rivales, los árabes. La mayoría de los países europeos, asiáticos y latinoamericanos se hacen de la vista gorda ante las agresiones que llevan a cabo los judíos en contra del pueblo Palestino, ya que las mismas no son publicadas en los diarios de, prácticamente, todo el mundo.

¿Alguna vez han leído a algún periodista que les explique que a los palestinos los tienen confinados en dos guetos (especie de campo de concentración) y que cuando quieren, les suspenden el servicio de agua potable, por días, semanas y a veces, meses? ¿Sabía usted que prácticamente no existe industria o comercio dentro de esos guetos y que sus habitantes sobreviven con las ayudas que envían sus compatriotas, fuera de esa zona?

¿Alguna vez han leído "Oh Jerusalem"? Pues la forma de vida que allí se narra, es la que vivió el pueblo judío antes de 1948, cuando sus opresores eran los ingleses y los obligaron a vivir en campos de concentración, en condiciones infamantes y las acciones que ahora realizan los palestinos en contra de los judíos, son las mismas que los judíos realizaban en contra de los ingleses, pero antes no los llamaban “terroristas” sino les decían heroísmo del “pueblo judío”

Siempre he preguntado a quienes dicen que los palestinos son terroristas, ¿si ustedes tuvieran un vecino que les hiciera la vida imposible, le pegara al padre, abusara de la madre e insultara y pegara a los hijos cada vez que los encontrara en la calle, que cualquier día se metiera en su casa y somatara a sus hijos, les encerrara en la casa por días, sin permitir que entrara agua ni comida y les tirara leños encendidos y porquería dentro de su casa, prolongando la agresión se prolongara durante mucho tiempo? ¿Cómo reaccionarían? ¿Se aguantarían estas humillaciones cobardemente sin intentar alguna resistencia? Yo, por lo menos no lo haría, buscaría la forma de devolverle los golpes donde más le doliera y si para evitar seguir con la humillación, debiera entregar la vida, lo haría, indudablemente, pero no permitiría que humillaran más tiempo a mi familia ni a mi.

Así que considero que la reacción de los palestinos es natural.

No obstante, Obama intenta denodadamente que la Asamblea de la ONU se oponga al reconocimiento del Estado Palestino, chantajeando a la mayoría de los países dependientes de sus ayudas, con la complicidad de Unión Europea, que lo respaldan en esta negativa y en primera instancia utilizará su “derecho de veto” en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para frenar el reconocimiento del Estado Palestino, aunque no la tiene fácil.

¡Y estos se autodenominan “demócratas”!

Según el diario “El País”, de España, al que he admirado y que con esto me hace dudar de esa admiración, dice “En una de sus más provocadoras y conseguidas actuaciones ante la ONU, el Presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, ha dado lugar a una desbandada general en el aforo de la Asamblea General al volver a poner en duda el Holocausto y referirse al 11-S como “ese misterioso incidente”, entre otras brutales descalificaciones a Estados Unidos que arruinan cualquier ilusión de moderación de parte del régimen que representa”, que me sabe como si, nuevamente, estuviera vivo el Generalísimo Franco y los estuvieran obligando a decir estas “gilipolladas”.

Cómo no va a hablar sin “pelos en la lengua” el Presidente de Irán, si en el día anterior Obama, en su intervención ante esa misma Asamblea, había comenzado a azuzar a sus aliados para la invasión a Irán, cuando dijo “. . .que la comunidad internacional tenía derecho a conocer qué esconde la investigación nuclear iraní” ¿Acaso alguien vigila como manejan la energía nuclear los Estados Unidos o Francia o Alemania o Rusia, por qué entonces tienen que inmiscuirse en los asuntos internos de los países que no son de esa élite?

Con este precedente de Obama, ¿por qué no podía el Presidente de Irán, recordarle al Presidente de Estados Unidos que fueron los estadounidenses los primeros “genocidas nucleares” cuando mataron a cientos de miles de japoneses en Hiroshima y Nagasaki? ¿Por qué arma este escándalo "El País" por estas declaraciones, que además solo recuerdan una parte real de la historia mundial?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada