martes, 4 de octubre de 2011

HAY ALGO EN LA HISTORIA, QUE LA VUELVE una espiral

Estas elecciones se están volviendo una réplica de lo que sucedió en el año mil novecientos noventa, cuando Jorge Carpio Nicolle se enfrentó en segunda vuelta a Jorge Serrano Elías (tío de Roxana Baldetti Elías) y salió derrotado.

En esa ocasión, Jorge Carpio se llenó de triunfalismo y no quiso aceptar ninguna alianza con partido alguno, para la segunda vuelta ¡él podía ganar las elecciones solo! Y no se alió, punto.

En cambio Jorge Serrano vislumbró una posibilidad y se tiró de lleno a ofrecer el alma al diablo, se alió con Tirios y Troyanos ¿qué podía perder? Estaba de casualidad en la gran final, no tenía mayor presencia en el Legislativo, personalmente estaba en la quiebra y las encuestas tampoco lo amparaban, todas señalaban a Carpio como favorito. Pero. . .¡Ganó Serrano!

Las encuestas son como el enjambre de aduladores que tanto necesitan los políticos para vivir, eso que algunos llaman “la rosca” que como serpientes se deslizan en lo más bajo para tener el favor del “jefe”. Se pierde la perspectiva y para uno mismo engañado, creyéndose todo lo que le dicen.

En este caso, parece que sin consulta con el candidato, los asesores de campaña contrataron las encuestas bajo el concepto de que “quien las paga, manda como las quiere” y los resultados publicados eran magníficos, el candidato estaba a un par de puntos de ganar sin tener que ir a segunda vuelta, el 51% estaba a la vuelta de la esquina.

Nada más alejado de la realidad, un 36% está muy lejos, por ello la cólera de la vicepresidenciable en contra de su equipo de asesores, en el Tikal Futura. Menuda gritada.

Durante la campaña el candidato nunca hizo amigos, nunca hizo el esfuerzo para tener acercamientos con otros partidos políticos ¿Para qué, si iba a ganar en la primera vuelta?
Si ustedes han prestado atención a las últimas apariciones del candidato, habrán visto que parece estar deprimido, se le nota abatido ni siquiera presta atención y apoyo a las batallas contra molinos de viento, que Roxy plantea, peleando por diez o veinte votos en regiones con pocos votantes, no pudiendo esgrimir el argumento que hubo fraude masivo. Y donde ella habla que hubo fraude, es precisamente donde buscan el apoyo de esos mismos alcaldes a los que acusan de haber ganado fraudulentamente. Estos son los grandes trabajos inútiles.

La única alianza que pudiera contar, es la de Harold Caballeros, que alcanzó un 6 %, pero ese conteo es de cuando estaba Nineth apoyándolo, ella ya se fue y la mayoría de ese 6% es caudal de ella y mucha de la gente que la sigue, sabe quienes asesinaron a su esposo y no votarán nunca por los militares, así que la alianza apenas le reditúa algún pequeño caudal de votos. Del otro apoyo ADN, para que hablar, solo su familia voto por ella, así que solo es una alianza simbólica.

Del lado del otro candidato, sus alianzas han sido más pragmáticas, tienen más sentido y todas llevan un paquete bajo el brazo para aportar votantes, la UNE, GANA, UCN, ANN, WINAK.

El Alcalde capitalino, Álvaro Arzú, invitó a ambos candidatos a reunirse con él, con muy buen tino, las invitaciones fueron por separado, a horarios diferentes. Pues bien, el candidato militar no asistió, sus asesores no le aconsejaron que fuera, no le hicieron ver que el Alcalde tiene un importante caudal electoral en la capital, en este caso, para el General peso más el rencor que le tiene a Arzú por no haberlo nombrado Ministro de la Defensa. Esto ha hecho montar en cólera a muchos de sus patrocinadores, que le acusan de no dar la cara y de esconderse.

Luego, en el caso de Suger, sus asesores hicieron anunciar al candidato militar, que ya tenían el compromiso de Suger y este salió a desmentirlo, es más la vicepresidenciable de Suger anunció que se va con el candidato del Petén. ¡Tremendo chasco!

Las sumas de las alianzas parecen indicar que la tercera será la vencida para Otto Pérez Molina.

Mientras el candidato militar mantiene su discurso de la mano dura y la seguridad, sin tocar algunos aspectos importantes para los guatemaltecos y se desgasta cargando niñitos, en actividades que no reditúan votos, el otro candidato, el Doctor, habla de beneficiar a los trabajadores premiándolos con el Bono 15, dice que un país que vive en la pobreza y sin trabajo, jamás será un país con justicia social, ha sostenido que los programas sociales deben permanecer, que en el plano internacional apoya la creación del Estado Palestino, mientras en el lado del candidato militar, no se ha pronunciado, debido a sus compromisos con la Embajada estadounidense y los grandes empresarios.

A estas alturas del juego, la ventaja aparentemente favorece a Baldizón, que aun perdiendo, sale ganando, ya que se ha asentado como el candidato de oposición y tiene asegurada su candidatura, es joven y cuatro años pasan muy rápido

Si hacemos una simple suma de las probabilidades de ambos candidatos, es fácil colegir que Baldizón ha logrado pasar a la cabeza en esta carrera de alianzas y que si no se da una catástrofe, es el más serio candidato a ganar estas elecciones, es él.

Ante la propuesta lanzada por Baldizón de dar un bono 15, que en la realidad se convierte en un aumento del 7.5%, la oligarquía amenaza con despedir trabajadores y parar el pago de impuestos. Si una empresa no puede aumentarle el sueldo a sus trabajadores en un 7.5%, es que está mal administrada o que no ha recibido una inyección de capital que la haga flotar, económicamente hablando o sus propietarios no tienen el menor sentido de la justicia social.

En fin, en una guerra sucia, donde imperan las bolas y las campañas negras, todo puede suceder, pero lo último que nos debiera pasar es que gane el candidato del ejército.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada