martes, 13 de marzo de 2012

LA GASOLINA Y LA CARABINA DE AMBROSIO




El 12 de este mes, por la mañana, uno de esos vespertinos que recién llega a nuestra sociedad, dice en su titular Gasolina: precio sube el 100% en una década y en su interior nos hace ver que en el 2002 la gasolina costaba Q 14:50 y que ahora, diez años después el precio se elevó a Q 33.00, aunque apenas dos renglones después nos cuenta que la gasolina regular costó Q 13.90 en 2002, pero que ahora en el 2012 la misma cuesta Q 34.72 en enero de este año (obviamente es mucho más que Q 33.00)

También da el dato que la gasolina súper en el 2002 costaba Q 14.88 y que a principios de este año, 2012, la misma costó Q 35.88 y el día de hoy, su precio está alrededor de los Q 37.99.

Nos advierte que el país depende de naciones productoras de petróleo y debido a la crisis económica mundial y los conflictos en el Medio Oriente, han hecho que suban los precios de la gasolina, tendencia que está afectando no solo a Guatemala, sino que a casi toda Latinoamérica.

Como colofón nos asevera que Como ciudadanos no podemos hacer nada, no está en nuestras manos el control de los precio. Lo que si podemos hacer es un reajuste al presupuesto y gastar en combustible solo lo necesario.

Sería bueno que alguna autoridad del Ministerio de Energía y Minas, aclare cómo es que hace cuatro años, en el 2008, cuando el barril de petróleo llegó a costar US$ 147.00, la gasolina súper alcanzó en Guatemala un precio de Q 34.70, con el dólar a Q 8.28, ahora, en 2012, el barril de petróleo está costando US$ 106.71 y el galón de súper está costando Q 37.99 y con un dólar a Q 7.71.

Si el Quetzal está más valorado, que en el 2008, su poder adquisitivo debe ser mayor y el barril de petróleo está US$ 40.29 más barato, ¿por qué debemos pagar más por el galón de gasolina?

¿Alguien puede explicarlo?

¿Qué dice Pérez Molina de esto? ¿va a actuar a favor de los ciudadanos o servirá a los que le financiaron la campaña?

En 1995, con la llegada de uno de los magnates de la importación del petróleo a Guatemala, Jorge Méndez Herbruger al Congreso de la República y el arribo al Ministerio de Energía y Minas de Leonel López Rodas, como Ministro, ambos distorsionaron e hicieron desaparecer la forma de cálculo de los precios de las gasolinas y el diesel, que era usada por los gobiernos anteriores para evitar los abusos y la distorsión de los precios, creando una nueva forma de “libre mercado” de los combustibles, en la que el pueblo es el pagano de los desmanes de los importadores y distribuidores.

Durante la administración de Ramiro De León Carpio (1993-1996), se planeó la construcción del oleoducto de Puerto Quetzal a Amatitlán, lo recuerdo muy bien, ya que Prensa Libre publicó un estudio de mi autoría, sobre la comercialización del Petróleo en Guatemala.

Debido a ese artículo, la compañía que se había comprometido con Ramiro De León, para construir ese Oleoducto, me contactó, para ampliar los datos que ellos no poseían y así conocí ese proyecto.

La construcción de un Oleoducto, es de alto beneficio para el país, ya que terminaría con el peligro de tanto camión cisterna en nuestras carreteras y el excesivo desgaste de las mismas, pero esto no gustó a los transportistas, que "doblegaron" a Ramiro y lo hicieron dar marcha atrás y se canceló la construcción de esa obra.

Entre los datos que expuse en esa publicación, se detallaba la forma en que se estructuraba el precio de las gasolinas, que hacía que toda compra que se efectuara, quedaba registrada de que embarque era, registrando también la fecha de la compra, el precio de adquisición y a partir de allí se estructuraba el precio, eso quiere decir que se evitaba la especulación, hasta cierto nivel. Las gasolineras podían cobrar los incrementos en los precios de la gasolina, toda vez que el embarque hubiera costado más o menos. No como sucede en la actualidad.

Hay que señalar que el puesto de Ministro de Energía y Minas lo decide el CACIF, desde siempre, según acuerdos con la cúpula empresarial ¡SIN DISCUSIÓN! cumpliendo el Ejecutivo con la decisión que emana del Grupo de los Cinco (ahora G-8).
Eso hace que, en el renglón de los combustibles, estemos en manos de la más rancia oligarquía.

En las explicaciones de ese diario, que es utilizado para “amansar a los ciudadanos”, aunque estos ciudadanos ya viven en otro mundo, producto del adoctrinamiento que han recibido masivamente, el cual los hace dóciles y obedientes (descartables), como en la novela de George Orwel, 1984, este Diario nos habla de la crisis económica mundial y de los conflictos en el Medio Oriente, pero no profundiza en que los conflictos en el Medio Oriente se originan por estar siendo invadidos por los estadounidenses para apropiarse de sus recursos naturales, principalmente el PETRÓLEO, y que la crisis económica mundial fue originada porque los banqueros del Primer Mundo se “fueron de juerga” con el dinero de los ahorrantes y se “escabecharon” miles de miles de millones de dólares y euros, en una estafa escandalosa, que fue parcialmente subsanada por los gobiernos del Grupo de los Ocho, con el endeudamiento de por vida, de sus millones de ciudadanos que no tuvieron nada que ver con ese monstruoso fraude, del cual, esos gobiernos, se inhibieron de deducir responsabilidades a los banqueros, debido al contubernio que han mantenido con ellos, por siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada