sábado, 17 de marzo de 2012

LAS "GUINDAS" DEL SEÑOR PRESIDENTE




LAS “GUINDAS” DEL SEÑOR PRESIDENTE

Hoy, 16 de marzo, me ha puesto de buen humor nuestro “señor presidente”, lo cual es raro, ya que las noticias y las entrevistas son tan malas, que dan cólera, pero no hoy, hoy me he reído a su costa y de forma justificada, ya que quienes hacemos análisis de la situación política de nuestro país, leemos entrelíneas las declaraciones, la intencionalidad de las mismas y obviamente las contradicciones en que nuestros “personajes” caen.

Pues bien, dice el “señor presidente” que “las interpelaciones de los funcionarios en el Congreso le cuestan dinero al Estado y que la interpelación de Pavel Centeno, Ministro de Finanzas, le ha costado al Estado ya más de millón y medio de quetzales y que este tipo de actitudes solo le hace daño al país y que debido a esta interpelación, el funcionario no ha asistido a dos importantes reuniones con organismos internacionales… y que es un intento de chantaje la prolongación de esta interpelación, ya que para eso son estas interpelaciones, para chantajear al gobierno central, que lo que buscan es que se les dé obras a los diputados u otras granjerías, como se hizo en la administración anterior (la de Álvaro Colom) y que no está dispuesto a aceptar chantajes y que dejen ya las interpelaciones”

O existe senilidad en el “señor presidente” Otto Pérez Molina o piensa que está de candidato ofreciendo mentiras a montones, porque si lo piensa bien, se dará cuenta que los cuatro años anteriores fueron ellos el partido de oposición, que entonces se dedicaron a fabricar interpelaciones que duraron meses, encabezadas principalmente por su vicepresidente Roxana Baldetti, por que a buen entendedor, sus palabras no dejan duda, las interpelaciones durante el período anterior fueron hechas por el Partido Patriota para obtener obras, recuerdo muy bien que fueron ellos, el Partido Patriota, los que chantajearon al gobierno anterior para que destinara más de trescientos millones, para que los diputados tuvieran obras de construcción, cercenando parte de un préstamo que pedía urgentemente el gobierno central, y decían que estarían allí hasta agotar la agenda de preguntas, re preguntas y observaciones y ampliaciones y otras vez repreguntas y hubo ministros que estuvieron más de tres meses sin que los dejaran trabajar en sus despachos (precisamente el que más tiempo fue retenido, fue el ex ministro de finanzas Alberto Fuentes Knight)

Según lo que dijo el “señor presidente”, se colige que el PP, de esta forma sitió al gobierno anterior para obtener beneficios, granjerías y obras de construcción y por eso se terminaba la interpelación cuando el objetivo era alcanzado, ¡y él se queja de que le han retenido a su ministro de finanzas! ¿será que debiéramos contar el daño que le ocasionaron al país, al igual que ellos lo hacen?

De ser así, según el propio cálculo del “señor presidente”, el daño ocasionado por los 48 meses de interpelaciones, ha de ser de unos NOVENTA MILLONES DE QUETZALES.

Como buen cristiano nuestro “señor presidente” no puede desconocer la máxima bíblica que dice “con la misma vara que midieres, serás medido”

Yo estoy de acuerdo con que las interpelaciones deben normarse y ser hechas de manera productiva, es decir, una interpelación se plantea cuando el diputado o partido considera que no está cumpliendo su trabajo y busca su remoción:

1. El diputado que plantea la interpelación debe explicar el motivo y listar las preguntas que se le harán al funcionario (ya que no se pueden aceptar más preguntas que las que van en el listado) y enviárselas al funcionario, dándole un plazo lógico para que prepare sus respuestas.
2. A las respuestas del funcionario, si no son satisfactorias, se debe repreguntar y pedir ampliación a las mismas, sin salirse del cuestionario entregado.
3. El funcionario se retira del Congreso y vuelve a sus funciones, mientras la comisión estudia y califica sus respuestas. Después de estudiar el caso, emite otra citación para el funcionario, donde consten las conclusiones de la comisión y se le da el tiempo necesario para que prepare su defensa.
4. Con el funcionario presente en el hemiciclo, se le plantean las fallas o dudas que la comisión haya encontrado y si el funcionario no logra despejar las mismas, se emite un VOTO DE DESCONFIANZA, y según la ley, el funcionario debe ser retirado de sus funciones, en caso contrario el VOTO SERÁ DE CONFIANZA.
5. DEBE NORMARSE QUE LAS INTERPELACIONES NO PUEDEN DURAR MÁS DE QUINCE DÍAS.

Pero, ¡por favor! está bien que no tengamos memoria histórica, pero tampoco somos tan mensos que no podamos recordar el pasado inmediato y darnos cuenta que el “señor presidente” está mintiendo y manipulándonos, ya han pasado dos meses desde que tomó posesión y siguen comportándose como si aún fueran candidatos y estuvieran en campaña, pónganse a trabajar, ya que hasta el momento no hemos visto ningún resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada