miércoles, 4 de abril de 2012

SEÑALES INQUIETANTES. . .




SEÑALES INQUIETANTES. . .

Estamos llegando a los ochenta días de gobierno del PP y veo con preocupación, que se manifiestan señales inquietantes en el panorama nacional.


Una de las mayores señales, el asesinato de cinco sindicalistas, incluido uno de máxima significación, Ovidio Ortiz, un sindicalista de prominente trayectoria, por un grupo de “desconocidos” fuertemente armados, que se conducían en vehículos con vidrios polarizados. Según lo que hace público por todos los medios el gobierno, las fuerzas de tarea son un éxito, pero siguen circulando vehículos con gente fuertemente armada, sin problemas por todos los caminos del país, impunemente, pasando los retenes policiales sin problemas ¿será que tienen algunas placas que les permite la libre circulación y por consiguiente, la impunidad?


La segunda señal que me parece inquietante, es que el día 29 de marzo, cuando la marcha campesina estaba entrando a la ciudad, a las nueve de mañana, se registró el apagón, y tengo testimonios que a las interrogantes de algunos empleados del sector eléctrico para saber que estaba pasando y tomar acciones, la respuesta inmediata por las radios y los teléfonos de estos empleados, por parte de las autoridades de la Empresa Eléctrica fue, “se debe a una acción terrorista de los de la marcha campesina”, en una acción que tiene que ser muy bien urdida en las redes sociales inmediatamente se distribuyó esta acusación “atentado terrorista por parte de los de marcha campesina”.


Lo otro que debe tomarse en cuenta, es que el diz que atentado, se realizó en Cobán ¿? Lugar en donde se originó la marcha campesina, lo que hace al apagón, sumamente sospechoso.


Mi consideración es que es, ni más ni menos, una acción concertada por sectores trasnochados, que sueñan con instaurar otra vez la represión, cuyo objetivo inmediato era desarmar la marcha, sindicar públicamente a los dirigentes campesinos, organizadores y manifestantes, de desestabilizadores, exigir la represión de la marcha y provocar la ira de la ciudadanía, ya que el apagón provocó el consiguiente caos vehicular en la ciudad.


Es de suponer que dentro del gobierno han de existir personas con más de dos dedos de frente, ya que a los pocos minutos de la aparición de estas acusaciones, hicieron público que no era cierto lo del atentado terrorista, pero, siempre hay un pero, el Ministerio Público debe investigar esta situación, ya que si esta estratagema se gestó en el sector eléctrico, debe buscarse a los responsables y aplicárseles todo el peso de la ley, porque esto es una nueva forma de terrorismo de Estado.


Así se comenzó en los años sesenta, cuando primero fueron hechos aislados y luego fue una cascada de muertes, que se prolongó durante muchos años.


Debemos vigilar este tipo de comportamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada