domingo, 23 de octubre de 2011

Asesinato es Asesinato

Cuando escucho y leo que depende de quien se trate, así se denomina asesinato o se le llama muerte. No existe ninguna diferencia entre el tratamiento que le da a un crimen un marero que un personaje como Obama.

Ninguna diferencia.

Mandan matar, asesinar, como pedir el desayuno en su casa, pero si lo hacen los mareros es condenable, en cambio, si lo hace el Presidente de los Estados Unidos hay que aplaudirlo como un gesto heroico.

El asesinato del Coronel Gadafi a manos de mercenarios árabes, armados por los gobiernos de los Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia y Alemania, resulta ser calificada como MUERTE, solo falta que dijera MUERTE NATURAL.

Según lo que he leído en diarios, un tanto independientes, europeos desde el momento en que sucedió, en Sirte, un pequeño convoy se abrió paso entre las fuerzas mercenarias y logró pasar, no obstante los mercenarios se comunicaron con la aviación “aliada”, la que bombardeo el convoy, obligándolos a esconderse en donde se pudiera, en tanto llegaban las fuerzas rebeldes, manteniéndolos a raya con las pasadas rasantes ametrallando y bombardeando la posición del convoy, ¿dónde se podían guarecer?, lo primero que encontraron fueron tuberías de drenaje y allí se metieron.

En el convoy viajaba Gadafi y un hijo, aparte de fuerzas leales al Presidente.

Los mercenarios los localizaron y los capturaron, comenzando el linchamiento, en los videos se ve como fue maltratado y vejado el Presidente Libio y sin ninguna razón, ya que estaba desarmado, le dispararon varias veces, en diferentes partes del cuerpo, dándole el tiro de gracia en la cabeza, a pesar de que tenía un balazo en la parte lateral de la misma. Igualmente fueron asesinados el hijo de Gadafi y sus escoltas.

En la tremenda ignorancia de nuestros medios de comunicación, publicaron que en Libia existía mucha pobreza, pues no, después de la economía de Sudáfrica, Libia es quien ocupaba el segundo lugar, su ingreso “per cápita” era el segundo en la región.

De un lugar desértico, antes de mil novecientos setenta, a raíz del Golpe de Estado que llevó a Gadafi al poder, le robaron tierras al desierto y extendieron la frontera agrícola, manejaron muy bien sus ingresos provenientes del petróleo y aunque como en toda la región los que ostentan el poder, la familia de Gadafi se enriqueció, seguramente en forma exagerada, pero esa es la forma en que ellos proceden y acostumbran, hacerlo.

No se manejan como occidentales, porque no son occidentales, así de sencillo.

Aparte de ser uno de los dos mayores yacimientos de petróleo del mundo, debajo del desierto, poseen uno de los mayores yacimientos de agua potable del mundo y recuerden, que como lo publiqué hace algún tiempo, LAS PRÓXIMAS GUERRAS EN EL PLANETA, SERÁN POR EL AGUA, así que tener un régimen títere es todo un logro para los Estados Unidos y sus “aliados”, lograron las dos cosas a la vez, así que los “ASESINADOS” en esta guerra no autorizada, valieron la pena para las grandes DEMOCRACIAS.

Veremos si con la llegada de la “democracia” logran mantener una economía sana o si pasará como en la Unión Soviética, que después de la desaparición del socialismo y el arribo del capitalismo, de una ocupación laboral del 100%, pasaron a tener solamente el 12% de gente empleada, el ejército pasó casi cuatro años sin recibir sus salarios y la mayoría de la población llegó al extremo de vivir mendingando la comida.

Cuando se inició el apoyo a la intervención armada de las fuerzas leales a los Estados Unidos, los llamados “aliados”, fue porque según Hillary Clinton, se habían producido cerca de SEIS CIENTOS MUERTOS CIVILES en las protestas.

Hace poco más de un mes, las fuerzas mercenarias afirmaron que los ataques de las fuerzas “aliadas” había producido ya, MÁS DE CINCUENTA MIL MUERTOS, LA MAYORÍA CIVILES. Una pequeña diferencia, por proteger a seiscientas personas, ASESINARON A CINCUENTA MIL CIVILES, entre ellos una gran cantidad de niños y ancianos.

Pero estos no cuentan porque no eran amigos de los “aliados”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada