lunes, 21 de noviembre de 2011

COMO MARIONETAS

Según Noam Chomsky, en sus diez
recomendaciones, usadas como leyes en
estrategias de campaña electoral,
nos habla en la segunda estrategia:
2ª.- CREAR PROBLEMAS Y
DESPUES OFRECER SOLUCIONES
Este método también es llamado
“problema-reacción-solución”,
se crea un problema, una “situación” prevista
para causar cierta reacción en el público, a fin
de que éste sea el demandante de las medidas
que se desea hacer aceptar.
Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o
se intensifique la violencia urbana u organizar
atentados sangrientos, a fin de que el
público sea el demandante de leyes de seguridad
y políticas en perjuicio de la libertad.
O también: crear una crisis económica para hacer
aceptar como un mal necesario el retroceso de los
derechos sociales y el desmantelamiento
de los servicios públicos.


Para los que se creen muy listos y piensan que nunca los han manipulado, basta leer este párrafo de Noam Chomsky, seguro que han de haber sentido que una sensación de frio les recorría la espalda, claro habrá quienes pueden leer varias veces el mismo párrafo y nunca darse cuenta de nada, pero que le vamos a hacer, esos todavía creen en Santa Claus.

Obviamente que Noam Chomsky no ha inventado nada, solamente está diciendo lo que sucede regularmente en nuestra vida, cuantas veces no hemos visto el aprovechamiento de alguna situación para hacernos pensar y actuar en la forma que lo hemos hecho, hasta que después de algún tiempo nos damos cuenta que nos han “vacilado”. Bueno, cuando tenemos por lo menos dos dedos de frente. Guatemala ha sido prodiga en ejemplos, el último de los utilizados, ha sido la matanza de pilotos de buses, el anterior fue el affaire Rosenberg y si nos vamos más lejos el montaje que le hicieron al gobierno constitucional de Jacobo Arbenz Guzmán en 1954 y nos podemos ir más lejos en la historia y siempre encontraremos más ejemplos.

Pero volviendo a la matanza de pilotos de autobuses urbanos, esos asesinatos que parecían sin sentido, que a ratos pensé que podía ser que existiera alguna conexión con las drogas, resulta que no, que eran muertos útiles para una causa política y que tuvieron su efecto para la misma, indudablemente.

Faltaría identificar al cerebro gris de esta maquinación de terror.

Es indudable que los políticos siempre piensan en clave de Maquiavelo, uno de los más dantescos ejemplos lo encontramos en los Estados Unidos, cuando la popularidad de Bush, hijo, andaba muy baja y se acercaba el momento de la reelección, hicieron uso de esta segunda estrategia y estrellaron los dos aviones contra las torres gemelas y no conformes con esto, hicieron explosiones controladas para que las torres se derrumbaran, baste decir que aparte de militarizar el país, ganó las elecciones. También han declarado guerras y hecho cosas monstruosas con tal de alcanzar o mantener el poder. Y como diría un amigo, es cosa de todos los días.

Cada vez que necesitaban, resucitaban a Osama Bin Laden y lo hacían amenazar la seguridad de los estadounidenses. Ahora son los iraníes los monstruos y así, siempre encontrarán a alguien que sirva para asustar a sus compatriotas, que es un recurso muy manido, pero que aparentemente nadie le hace oposición en Estados Unidos.

Para aquellos que les gustan los datos, les cuento que desde el día de las votaciones o sea el 6 de noviembre, ha desaparecido de las portadas de los medios de comunicación escrita, el asesinato de pilotos, lo que era noticia de portada durante los tres años y pico del gobierno de Álvaro Colom, simplemente han desaparecido del mapa, porque no han asesinado más pilotos, ya no es necesario hacerlo, se ha cumplido con esta segunda estrategia que cita Noam Chomsky, “problema-reacción-solución”.

Pero el efecto se logró, la mayoría de los ciudadanos guatemaltecos, actuaron como marionetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada