martes, 7 de febrero de 2012

LOS PAÍSES INVISIBLES


Estamos a días del segundo aniversario de la tragedia del terremoto de Haití, registrado el 12 de enero de 2010, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, la capital de Haití con una magnitud de 7,0 grados, se generó a una profundidad de 10 kilómetros. También se registraron una serie de réplicas, siendo las más fuertes las de 5,9, 5,5 y 5,1 grados. El sismo fue perceptible en países cercanos como Cuba, Jamaica y República Dominicana, donde provocó temor y evacuaciones preventivas.


Los efectos causados sobre este país, el más pobre de América Latina, han sido devastadores, los datos definitivos de los afectados fue dada a conocer por el primer ministro Jean-Max Bellerive en el primer aniversario del sismo, el 12 de enero de 2011, conociéndose que en el mismo fallecieron 316.000 personas, 350.000 más quedaron heridas y más de 1,5 millones de personas se quedaron sin hogar. Se considera una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia.




El ejército de Estados Unidos tomó el control de la situación en Haití

A pocas horas de sucedido este terremoto, el ejército de los Estados Unidos tomó posesión del país, decidieron quienes podía ayudar y quienes no, como si fueran la autoridad máxima de Haití, desconociendo, de facto, al gobierno de Bellerive. Algún tiempo después reunieron a los países que prometieron reconstruir el país. . . se le han dado largas al asunto y nada, los miles de millones de dólares ofrecidos por los países donantes no han aparecido. . . pero si se desató, a los pocos meses, una epidemia de cólera, que barrió con la vida de otros tantos miles de haitianos.



El hambre y la miseria se han incrementado a niveles exasperantes, las condiciones sanitarias son desastrosas, no existen fuentes de trabajo, la ayuda llega con cuentagotas, se ha evidenciado la falta de respeto a sus habitantes y las sospechas de que la población haitiana es utilizada como conejillo de indias para proyectos militares estadounidenses se acentúa y se encuentran evidencias de que el proyecto HAARP es quien provocó este caos criminal en Haití, ya que son los que poseen la tecnología para provocar cambios de clima, terremotos, inundaciones y demás catástrofes climatológicas.

Un sombrío informe preparado por la Flota del Norte de Rusia para el primer ministro Putin, afirma que el catastrófico terremoto que ha devastado la isla de Haití fue el “resultado claro” de una prueba de la Marina de los Estados Unidos, de una de sus “armas terremoto”, prevista para ser utilizada por los estadounidenses sobre la nación persa de Irán, pero que habría ido “horríblemente mal”.

Por otro lado, conforme a la información recibida por Sorcha Faal de fuentes rusas, éstas apuntan igualmente a Estados Unidos, en la provocación de este devastador terremoto mediante tecnología militar. Lo sucedido en Haití sería -según esta versión- un test preparatorio de lo que próximamente desean realizar en Irán, con el fin de precipitar la caída del régimen islámico en el país. En este caso de Haití, el test se les habría escapado de las manos en cuanto a sus efectos destructivos, causando un desastre de enormes proporciones, en pérdidas humanas y materiales.
Extracto del texto traducido, de la noticia original en inglés (US Quake Test Goes “Horribly Wrong”, Leaves 500,000 Dead In Haiti)
:

Algunos pensarán que estoy exagerando, pero no oculto nada, consulten en los buscadores acerca del proyecto HAARP y verán que nada es ciencia ficción. Si ven la potencia que estamos hablando, si lo buscan encontrarán que la profundidad de diez kilómetros es ideal, para la capacidad que poseen sus artilugios.
Quizás a algunos no les suenen estas siglas, pero pertenecen a un misterioso proyecto de la Fuerza Aérea estadounidense cuyas siglas HAARP significan, High Frequency Advanced Auroral Research Project. Traducido al español sería, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia.

Antenas del proyecto HAARP en Gakona, Alaska.

En unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, se está desarrollando un misterioso proyecto el cual consiste en 180 antenas que funcionando en conjunto se convertirán en una sola antena que emitirá 1 GW = 1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.
En este sentido debemos reseñar que la tierra se encuentra envuelta y protegida por la atmósfera. La troposfera se extiende desde la superficie terrestre hasta unos 16 km de altura. La estratosfera, con su capa de ozono, se sitúa entre los 16 y 48 km de altura. Más allá de los 48 km tenemos la ionosfera que llega hasta los 350 km de altura. Los cinturones de Van Allen se sitúan a distancias superiores y tienden a captar las partículas energéticas que tratan de irrumpir en la tierra desde el espacio exterior.



El científico Nick Begich junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una profunda investigación sobre el tema, fruto del cual vio la luz el libro "Angels don’t play this harp" (Los ángeles no tocan esta arpa), en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis, una de ellas es que de ponerse en marcha dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares
De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.
"Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos.
HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes…
La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial, de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente "vendido" al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono".
Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos".

Por si fuera poco, a la posible manipulación de las mentes humanas y las modificaciones en la ionosfera habría que sumar nuevos efectos negativos. El propio creador del calentador ionosférico del proyecto HAARP, Bernard Eastlund, aseguró en su momento, que su invento puede, también, controlar el clima. Una afirmación que ha llevado a Begich a concluir que si el HAARP operase al cien por cien crearía anomalías climatológicas sobre ambos hemisferios terrestres, siguiendo la teoría de la resonancia tan empleada por el genial Nikola Tesla en sus inventos. Un cambio climatológico en un hemisferio desencadenaría otro cambio en el otro hemisferio. Una posibilidad que no se debe descartar, sobre todo a tenor de las opiniones de científicos de le Universidad de Stanford, que aseguran que el clima mundial podría ser controlado mediante la transmisión de señales de radio relativamente pequeñas, a los cinturones de Van Allen. Por resonancia, pequeñas señales activadoras pueden controlar energías enormes.




Algunos consideramos que lo sucedido en Haití, no es sino una prueba real de lo que se puede hacer con el HAARP, que la toma de posesión del país por parte del ejército estadounidenses durante los primeros días de la crisis, se hizo para buscar y estudiar detenidamente, los cambios originados por este experimento.

Quedan en el aire preguntas como: ¿Por qué no se ha activado el sistema de ayudas aprobados por los países donantes? ¿Cuál es la razón para que la presencia militar y la ayuda norteamericana que se observó al principio, haya desaparecido? Cuál es la razón para que solamente algunas personas en lo particular, estén contribuyendo a tratar de solucionar los problemas que sufre la población haitiana? Si fueron utilizados como conejillos de indias por el proyecto HAARP, ¿por qué no se ha indemnizado a los haitianos, por el desastre originado?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada